ENVÍO GRATIS A ESPAÑA EN PEDIDOS SUPERIORES A 30 €

AHORRO ENERGÉTICO: EN BUSCA DE UN FUTURO SOSTENIBLE

En este, nuestro primer artículo del blog, queremos hablaros de una situación energética que debería preocuparnos a todos, y que es conocida como ahorro energético.

Esto no es más que la utilización de forma responsable de todo tipo de objetos que requieran de energía para funcionar, de manera que el consumo energético del mismo no sea superior al necesario. Por ejemplo: aprovechar la luz solar, de la cual se dispone en verano hasta las 21:00 aproximadamente, en lugar de cerrar ventanas y bajar persianas para optar por la luz artificial que ofrece una lámpara.

A día de hoy, en España, las familias consumen aproximadamente el 30% de la energía del país, de la cual casi el 20% de dicho consumo se produce en los hogares.

En los hogares, existen multitud de objetos en los cuales debería aplicarse este concepto de ahorro energético, a fin de garantizar un futuro más sostenible, puesto que un buen uso de estos aparatos permitirá una mayor vida útil del mismo, sin tener que reemplazarlo o desecharlo.

A modo de concienciación, os mostramos una serie de consejos que pueden serviros para contribuir a este ahorro energético generalizado:

  1. Usar bombillas de bajo consumo, que aunque pueden ser un poco más caras que las convencionales (del orden de 0,50 o 1,00 € más), permiten reducir el consumo de electricidad en más del 80 %. Podemos colocarlas por ejemplo en lugares donde se necesite una gran cantidad de luz durante muchas horas.
  2. En la cocina, un buen consejo es apagar la fuente de calor de la vitrocerámica un par de minutos antes de manera que la comida es capaz de terminar de hacerse con el calor residual. También es aconsejable no abrir reiteradamente el frigorífico, pues cada vez que se abre, entra calor al mismo y por ello tiene que consumir energía para volver a enfriar los productos que estén dentro.
  3. Algo que es conocido, y no por ello deja de ser verdad, es colocar la temperatura del aire acondicionado a 25 ºC. Esto funciona de la siguiente forma: en verano, se produce frío hasta que la habitación está por debajo de los 25 ºC (en torno a los 24 o 24,5 ºC) y se para, funcionando sólo como ventilador; una vez que la habitación alcanza una temperatura en torno a los 25,5 o 26 ºC vuelve a activarse y a producir frío de nuevo, y así cíclicamente. Lo importante aquí, es que la franja 25 o 26 grados es una temperatura que puede mantenerse más tiempo en los hogares españoles dado el clima que nos acompaña, por lo que el aire acondicionado tendría que trabajar menos tiempo.
  4. En cuanto al uso de elementos como la lavadora, secadora, plancha…es recomendable hacerlo cuando haya mucha ropa a tratar, ya que los mayores picos de consumo se producen al arrancar estas máquinas.
  5. En último lugar, mencionar los consumos stand by que son aquellos que producen aparatos eléctricos como la TV, cuando están apagados y no desenganchados del enchufe, por lo que todo aquello innecesario debería desconectarse de la red cuanto antes.

Una buena forma de animaros a comenzar en esto del ahorro energético es aprovechando que mañana día 30 de marzo es la hora del planeta de 20:30 a 21:30, y se propone realizar un apagón mundial durante ese tiempo para concienciar al mundo sobre la necesidad de ahorrar energía y disminuir las emisiones y la contaminación lumínica.

Tienes muchos motivos para comenzar a sumarte a la ola del ahorro energético, ¿A qué estas esperando?

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados